Retira en Oficina, Sancho de la Hoz 3431, Vitacura, oficina 1, de Lunes a Jueves de 9:00 a 17:30 y Viernes de 9:00 a 15:30

¿Idealizamos las vacaciones?

por Braintoys Chile




Mientras estamos abrigados en invierno empezamos a pensar en las vacaciones de verano.

Nos imaginamos a los niños felices jugando en la arena mientras nosotros tomamos sol y leemos plácidamente un libro. Los niños ríen, se divierten y nosotros los miramos desde lejos y sonreímos.

Cierto?, esto parece un comercial de agua mineral.

Pero la realidad no es así, y me gusta que no sea así! yo no tuve hijos para que siendo chiquititos vivan su vida lejos de mí, no los tuve para ser yo una simple observadora de su crecimiento. Los tuve para gozarlos, para reír con ellos, jugar, leerles cuentos y dejarlos que se aburran y que sean capaces de hacer naves espaciales con cajas de cartón.

Si tuve hijos fue para HACERME CARGO, no para externalizar todos los servicios parentales.

Volviendo a las soñadas vacaciones, en general, son ruidosas, con manitos chorreadas de helados, caras sucias, niños discutiendo y quitándose las cosas. Y eso ESTÁ BIEN. Vinimos a esta vida a aprender a relacionarnos con los demás, a solucionar los problemas después de una pelea, a conversar si algo nos molesta, a secarnos las lágrimas y aprender de nuestros errores.

Todas estas vivencias son claves para la infancia de nuestros hijos. Todas estas destrezas como la resolución de problemas, la creatividad , la innovación y el pensamiento crítico van a ser necesarios de igual manera para su desarrollo como profesionales y adultos.

Pero la nueva normalidad es otra, con tal de que los niños no me molesten, no hagan ruido, para que me dejen dormir 30 min más y para no verlos por un rato, ¿qué estamos haciendo?, les estamos entregando en bandeja y a destajo todo tipo de dispositivos móviles que los hipnotizan por todo el rato que queramos. Es como ponerles pausa a sus vidas.

Y esa pausa, la pausa social, emocional y cognitiva la vamos a pagar muy caro en un corto tiempo más.

Pero por ahí me han dicho ya muchas veces “Carola, pero qué tanto, si todo el mundo lo hace”, a lo que yo respondo “pero hasta cuando!!!, si es la vida de tus cachorritos!!!”

HAY que saber, HAY que informarse, HAY que entender que esta tranquilidad aparente les está causando daño no tan solo en sus cerebros sino en su desarrollo emocional y social.

¿Han visto todas las campañas anti bullying, anti cyberbullying y anti femicidios?

Alguien se ha preguntado por qué han aumentado en más de un 300% las denuncias de bullying en los colegio? Alguien se pregunta por qué hay tanta tristeza en nuestros adolescentes?, por que se están suicidando en masa?

Y para encontrar las respuestas es muy fácil, hay que leer las investigaciones de psiquiatras de las mejores universidades del mundo y también leer las entrevista que han dado ex CEO ´s de distintas empresas de sillycon valley.

La inteligencia artificial está manipulando nuestros cerebros, y les estamos entregando el arma por donde actúa desde los 3 meses.

Les regalamos sin pestañar tablets y Smartphones.

Ellos son los nuevos miembros de las familias, y es cosa de leer las noticias para ver los estragos que están causando hoy en los adolescentes.

Pero por qué no debiera regalar algo que veo que a mis hijos los hace tan feliz?, si se concentran tanto en sus video juegos? (si hubiera plantado un árbol cada vez que me han hecho estas preguntas estaría viviendo en una selva tropical)

Y la respuesta viene de la ciencia: cada vez que un niño interactúa con pantallas interactivas se le desencadenan chorros de placer altísimos, provocados por el neurotransmisor llamado dopamina.

Esto en cantidades normales nos hace feliz, como tocar piano, salir a correr, escuchar música, practicar un deporte etc.

Pero en cantidades ANORMALES va produciendo daño en los circuitos neuronales, especialmente en un área del cerebro llamado Ínsula, que tienen relación con la compasión y empatía.

Atan los cabos ahora?

Se dan cuenta por qué hay tanto niño agresivo, poco empático y que no siente remordimientos al hacer bullying y cyberbullying?

Y no va a haber terapia psicológica ni campaña ministerial que ayude a este tipo de niños ya que no contarán con la materia prima: un cerebro con ínsula sana.

Claro que es fuerte lo que digo, así como es tremendamente fuerte como se tratan hoy los adolescentes en redes sociales, en las “confesiones”.

Son jóvenes con ínsulas dañadas, y si nos dejamos estar va a ser tarde para que puedan recuperarse, por que no sé si lo saben, pero hay períodos, ventanas de oportunidades para que el cerebros se desarrolle: el periodo peak de conexiones neuronales es entre los 8 meses y los 9 años, después se siguen conectando hasta los 25 pero en una proporción muy, muy menor.

Entonces es AHORA cuando debemos actuar, no se nos vaya a pasar el tren y nos tengamos que lamentar en unos años más.

Volvamos a tener vacaciones reales, con arena en la ropa, jugando con primos, amigos y vecinos, que nuestros niños vuelvan a tener costras en las rodillas y codos, que disfruten su infancia.

Y nosotros disfrutemos la alegría de ser papás y mamás, durmamos siestas acurrucados, tomemos más helados y mojémonos con la manguera.

Volvamos a disfrutar con lo simple, que nuestros hijos inventen, creen, ya que es la única vía que tendrán para ser jóvenes y adultos que sean un real aporte a este planeta.

Carolina Pérez Stephen

Educadora de Párvulos UC
Máster en educación, Harvard University


Anterior Siguiente






artículos relacionados...


envianos un comentario...