Retira en Oficina, Sancho de la Hoz 3431, Vitacura, oficina 1, de Lunes a Jueves de 9:00 a 17:30 y Viernes de 9:00 a 15:30

Juego, imaginación y creatividad con Imanix

por Braintoys Chile

Sabemos que, aunque nuestros niños hoy sean chicos y veamos su futuro laboral como algo muy lejano, necesitarán destrezas y capacidades para desenvolverse de la mejor forma. El problema es, que al parecer estas habilidades no las están desarrollando.

Incluso los ejecutivos de grandes empresas se están empezando a preocupar, ya que ven en sus postulantes a diversos puestos de trabajo, una gran carencia de creatividad e imaginación.

El año pasado fuimos en familia a Cabo Cañaveral porque uno de mis hijos sueña con ser astronauta cuando grande. Caminamos entre cohetes, nos pudimos meter adentro de cápsulas espaciales, nos pudimos probar trajes de astronautas y hasta pudimos ver rocas lunares.

Pero lo que a mi hijo se le grabó a fuego en su corazón y cerebro, fue la conversación que tuvo con una mujer astronauta que les dio una charla. Ella les dijo “Cuando ustedes sean grandes y quieran postular a un trabajo en la NASA les van a hacer muchas preguntas y una de ellas va a ser “¿A qué jugabas cuando eras niño?” y si su respuesta es “yo jugaba a armar fuertes con cajas de cartón y me encantaba armar figuras con Legos” ustedes tendrán muchas más posibilidades de entrar a trabajar aquí.

Después de esa conversación, mi hijo todos los días anda buscando cajas de zapatos, cajitas de pastas de dientes, rollitos de confort, que después usa para construir sus naves espaciales, ovnis, satélites, etc., etc.

Lo que en el fondo esa mujer astronauta les quiso decir, fue que, para ser un adulto inteligente y creativo, tienen que ser niños ingeniosos, curiosos, investigadores. También les enfatizó que no tuvieran susto de aburrirse, ya que ahí es cuando se inventan cosas nuevas.

Nuestros niños son científicos por naturaleza, sus cerebros están diseñados para aprender de manera concreta, tocando, oliendo, chupando, conversando y riendo con otros. Estos cerebros se deforman si están quietos frente a pantallas interactivas.

La pregunta es, ¿Qué estamos haciendo nosotros los adultos para que los niños desarrollen todo su potencial?, ¿Qué juguetes les estamos entregando?, ¿Cuánto tiempo jugamos con nuestros niños y cuánto nos estamos mirando a los ojos?

Es importante hacernos responsables y entregar una estimulación temprana a nuestros niños, ya que es crucial para forjar sociedades pacíficas, prósperas y creativas. Sin duda juegos como Imanix, son una muy excelente herramienta para garantizar que esto ocurra y que nuestro vínculo se fortalezca. Mi marido y yo somos felices al ver y escuchar a nuestros hijos de 8 y 6 años jugar, conversar, idear, discutir, pelear a ratos y solucionar sus diferencias, mientras arman castillos, pistas de carrera, naves ultra espaciales, zoológicos, trenes, estrellas, casas para las muñecas, refugios alienígenas y hasta la torre Eiffel, todo esto con sus Imanix, que a través del juego se potencia toda la creatividad e imaginación que, como todos los niños, llevan dentro de sus cerebros y corazones.

Hasta la próxima!!!

Carolina Pérez Stephens

Educadora de párvulos UC

Máster en educación, Harvard University

 

 


Anterior Siguiente






artículos relacionados...


envianos un comentario...