Cualquier duda o pedido especial a través de nuestro Whatsapp +56 9 5816 4373

“El conocimiento es la manera de proteger”

por Braintoys .

La artista interdisciplinaria y directora cinematográfica, Denise Lira Ratinoff, ha puesto toda su visión y esfuerzo en visibilizar las problemáticas ambientales del Océano a través del Arte. A través de sus dos últimos trabajos; el Disco Oceánico HADAL y  la película AIR(E) expone una maravilla de vida acuática que debemos proteger de manera urgente.

Por Soledad García-Huidobro


Vivir y trabajar para crear y desarrollar diversos llamados de acción que creen consciencia. Así se podría sintetizar la acción de la artista Denise Lira Ratinoff sobre este planeta. Reparte su vida entre Chile, EEUU y Alemania mientras su obra explora las conexiones y relaciones entre humanidad y naturaleza creando instalaciones que buscan evidenciar y establecer las simetrías, cercanía y proximidades entre ambas. La materialidad que utiliza es una combinación entre fotografía, video, sonidos, materiales orgánicos, residuos plásticos y un contacto directo en el espacio con la intención de despertar y experimentar cada uno de los sentidos.

Esta fotografía fue realizada en la zona del Archipiélago de Humboldt en el Norte de Chile, Reserva Natural. Una majestuosa Ballena Jorobada en la época de alimentación. Somos privilegiados de tener en Chile un laboratorio natural en todo sentido.

 

Ha expuesto en diversos países de América, Europa y Asia y sus obras están incluidas en colecciones públicas y privadas. Ha recibido diversos premios como mejor artista del año, premio de honor en concursos fotográficos y recientemente recibió el premio de honor a mejor exposición del año junto a Patricio Aguilar Díaz con la Instalación CRONOMETRO. 

En el Día Mundial de los Océanos quisimos conversar con ella porque está precisamente en plena difusión del Disco Oceánico HADAL, encargado y producido por Teatro del Lago y, en paralelo, está realizando y produciendo la película AIR(E).

Por su parte HADAL cual contiene cuatro creaciones y composiciones de paisajes sonoros grabados desde las profundidades del océano, desde la parte más profunda de la corteza de la tierra, la Fosa de Las Marianas a 11.034 metros de profundidad, cuya intención es inspirar y crear a través de la belleza, una mayor conciencia medioambiental a quienes las escuchen. “Cantos de amor de cetáceos y diversos sonidos de estas ballenas interactúan en el mismo paisaje sonoro entre volcanes, corrientes, fosas, muy bajas temperaturas, nada de luz, una presión altamente elevada y una realidad donde la vida existe. Un disco que invita a ampliar el conocimiento sobre los ecosistemas y biodiversidad de la vida en el océano, sensibilizando desde la belleza y lo desconocido. Una experiencia sonora que nos transporta a la belleza, con un importante sentido de urgencia por la conservación de este patrimonio vivo presente en nuestras aguas y su biodiversidad. Respecto a las composiciones, se trabajó en base a una gran librería que estoy adquiriendo hace varios años grabados por mí, diversos científicos y amantes de la voz de la naturaleza, con sonidos grabados en zonas extremas del océano, de diversas especies terrestres y marinas las cuales, varias de ellas, están en peligro de extinción”, explica.

 


- ¿Qué viene a despertar HADAL?

Recuperar-Cuidar-Conservar-Contemplación-Respeto-Explorar… Hadal es una palabra francesa que significa “lugar de la muerte”, referido a su vez al dios griego de los infiernos, Hades, y sus dominios. En oceanografía, la zona Hadal identifica a las aguas y fondos marinos por debajo de la zona abisal y corresponde a las zonas más profundas del océano en las grandes fosas oceánicas situadas a más de 6.000 metros de profundidad. Esta región se caracteriza por un ambiente frío, presión hidrostática extremadamente elevada, escasez de nutrientes y ausencia total de luz. 


- Tu trabajo explora la conexión entre el ser humano y la naturaleza. Para ti, ¿cómo es la relación que tenemos hoy como humanidad específicamente con los mares? 

Es una pregunta muy interesante porque la podría responder desde la belleza, contemplando cada Criatura Oceánica, simbiosis y una sinergia entre vidas o responderla desde el horror y la descontrolada ambición humana que llega a matar vidas para solo conseguir más riqueza para unos pocos seres humanos. Si hablo desde la belleza, es para transmitir y llegar al corazón de cada persona, explorando las profundidades, o como cada ecosistema y biodiversidad se adaptan a su origen y son de una majestuosidad que solo se logra transmitir desde el mundo sensorial. Este mundo a través de imágenes en movimiento, fotografías, sonidos y sobre todo relatos hablados o escritos que transmiten la asombrosa presencia de cada elemento, evento oceanográfico que se manifiesta sin parar. Por ejemplo terremotos, erupciones, corrientes, termoclinas…y mucho más, yo lo describo como es la realidad, en que todo lo que hay arriba hay abajo y todo lo que existe abajo existe arriba. Si me sumerjo a describir el mundo del horror, qué pasa con la terrible Contaminación Acústica? la cual no solamente desorienta, estresa, más y más sino que logra llegar a tal punto, hasta la muerte… en donde el máximo sentido, por ejemplo, para los Cetáceos es desde los oídos los cuales se les revientan, sangran y mueren siendo el oído la entrada del alma de estas Criaturas. ¿Qué pasa con la absoluta desmesurada, descontrolada y vergonzosa sobre pesca a nivel planetario?, que daños más desgarradores donde llega a existir hasta la esclavitud humana y por supuesto mucho más que es invisible a primera vista. ¿Qué pasa con la contaminación por plástico? Que el Océano termina siendo el vertedero más dañado del planeta Tierra. 

Hoy, lo más importante en el mundo es el Medio Ambiente. 



- ¿Cuáles son las grandes verdades que presenta tu trabajo con los océanos?

Me pregunto: ¿Cómo es la parte más alta de la Tierra? ¿Cómo es el fondo oceánico y su parte más profunda? El control de la respiración es lo único que logra la flotabilidad y desde el respirar nace mi inquietud por explorar lugares extremos donde el cuerpo tiene y tendrá siempre que adaptarse.

La adaptación es la base para no llegar a la extinción. Quiero entregar a las personas belleza e impacto para crear conciencia, sensibilizar a partir de ella y desde el asombro por lo desconocido, para hacerlo conocido y darle protección. Crear conciencia colectiva para actuar con seguridad frente a la necesaria protección de cada criatura, tanto endémica como mundial, logrando hacer de la flora submarina, bosques de algas, jardines de plantas y una vida innumerable que da frutos para entregarnos gran parte del oxígeno que respiramos, un gran tesoro para toda la humanidad. 


Dorsales, Anillo de Fuego, Volcanes, Pulso, Cañones Submarinos, Masas de Agua, Corrientes, Surgencias, Trama Trófica, Fosas, Cuencas, Subducción, Talud, Nutrientes, Batrimetrías…

- Y en esas verdades, ¿qué se te ha revelado a ti de manera sorprendente?

El sonido en el agua viaja más rápido que en el aire, por lo tanto, los invito a cerrar los ojos y transportarse a otra dimensión, donde el sonido del movimiento de los cetáceos y cada uno de sus cantos y dialecto majestuoso, junto a los cardúmenes de peces y cada movimiento submarino, será una puerta abierta para relacionarnos con ese misterioso mundo, para luego aprender a conservarlo, para no permitir su extinción. 


El conocimiento es la manera de proteger. Como lo mencioné anteriormente, todo lo que hay arriba hay abajo y todo lo que existe abajo, existe arriba. Como las dorsales, los cañones, las masas de agua, fosas, abajo las corrientes y las surgencias, arriba los vientos y las tormentas, las temperaturas, las profundidades, los acantilados… y muchos fenómenos más, lo cual es una sensación racional de puzzle natural perfecto. 


La naturaleza es un ciclo que nunca duerme y comparto la urgencia de mostrar desde su belleza la majestuosidad de cada vida existente, desde la flora hasta la fauna, donde cada criatura es esencial para el palpitar del planeta, para el pulso del respirar y, sobre todo, para conectar desde el conocimiento integrado y desde el espíritu de la exploración. Todo se conecta y nada sobra en esta constante, desde un sotobosque hasta el plancton, llegando a ser testigo de la simbiosis que habita tanto en el universo oceánico como en el terrestre. 


Stingray with a Bar Jack, Southern Stingray, Dasyatis americana, Family: Whiptail Stingrays-Dasyatidae, SIZE: 3-4 ft. Max 5 1/2 ft., DEPTH: 1-80 ft.
LOCATION: Area of diving: Dalila, Cozumel, México, February 12 , 2021. Filmed at 20 meters deep. Equipment: SONY Z100. Fixed zoom lens equivalent 35mm - 30mm to 600mm - F1.6 1/2.3 type back-illuminated “Exmor R” CMOS Sensor. Housing: GATES

- ¿Y que debemos atender como humanidad?

La biodiversidad está en estado de alerta y de urgencia. En este año 2021 el planeta vive un relativo descanso del ser humano, pero la destrucción no se detiene. Y en torno a lo verdaderamente esencial en la vida, hay un leve florecimiento que se ha hecho evidente y nunca antes visto, en mejoras en la calidad del aire en grandes ciudades, aparición de animales en lugares en donde ya no se veían, bellezas de la naturaleza en estados más prístinos y más. Pero, por otro lado, las expresiones de fuerza de grandes fenómenos naturales destructivos han aumentado en frecuencia y magnitud, y se han desplazado a localizaciones geográficas insólitas. Ahora más que nunca tenemos que ser los responsables de conservar, para rescatar lo que está desapareciendo. Es una muestra indiscutible de cómo la naturaleza revive si la dejamos tranquila, sin intervención humana.


Siento la necesidad de explorar lugares extremos desde altas montañas, como por ejemplo el volcán Licancabur a 5.916 m.s.n.m. o el volcán Láscar a 5.516 m.s.n.m, donde el cuerpo es el medio de transporte llevado a sentir diversos niveles de temperatura muy gélidas, donde la boca no logra pronunciar palabras y las manos se hielan aún con tres capas de guantes, en un estado de alerta antes de llegar a un punto casi de congelamiento, un punto donde sientes que realmente estamos vivos. Después de someter al cuerpo a otro estado de transformación corporal, donde cada capa de vestimenta te abriga para llegar a lugares con temperaturas no solamente muy bajas, bucear en las masas de aguas hasta los 52 metros de profundidad, donde la sensación de la presión se comienza a pronunciar lentamente y cada movimiento es aún más y más lento, pero la constante es sentirse en plena libertad. Si comparto la manera en que el cuerpo necesita abrigos especializados para vivir cada experiencia extrema, es para racionalizar la adaptación constante que tenemos que hacer, como seres humanos, para poder transmitir y comunicar desde lugares que no son de nuestro origen y donde el origen es la identidad de cada ser. Vivo la experiencia para transmitirla. 

“Sin AGUA no hay vida”.


- La película AIR(E) que diriges, reflexiona sobre la contaminación acústica y por plástico que existe en los océanos. ¿Cómo nace este film, en qué etapa está hoy y cuál es tu gran conclusión luego de trabajar un tema tan potente como este? 

La Película AIR(E) (que cuenta con la asesoría científica de Oceanógrafos, Climatóloga, Biólogos Marinos, Glaciólogos, Volcanólogos, Químicos y Veterinarios) es un proyecto inmersivo y de exploración el cual reflexiona y nos alerta de un grito y una acción en defensa de nuestro planeta y de la vida del Océano. Es una obra de Arte llevada a la pantalla cinematográfica.


Se abordan dos de las diversas amenazas que debilitan al Océano: la Contaminación Acústica y la Contaminación por Plástico. Esta película tiene como objetivo alertar y hacer un llamado a la acción, respecto al alarmante problema de la desconexión de la sociedad. La gran industria está llenando nuestro planeta de plástico, material de muy lenta fragmentación, que en gran parte termina en el Océano, contaminando el agua y afectando la vida, desde organismos microscópicos hasta grandes mamíferos. Nadie puede quedar indiferente ante las continuas muertes de animales marinos causados por comer plástico, por la alteración de su ambiente y la contaminación acústica generalizada en los ecosistemas. 


Durante las últimas décadas existe un feroz nivel de ruido submarino provocado por extracción de petróleo, transporte marítimo, uso de sonares, terribles colisiones entre embarcaciones y cetáceos y mucho más, lo cual es tan brutal y como lo mencioné anteriormente, que les llega a producir estrés, desorientación, provocando tremendas heridas hasta la muerte. 


Lo más relevante de este proyecto es la importancia de los resultados científicos que obtendremos desde diversas investigaciones en cada punto de filmación que incluyen Archipiélago de Humboldt, Golfo del Corcovado, Interior de Chiloé, Melimoyu, Patagonia Sur, Archipiélago Juan Fernández, Rapa Nui, Campos de Hielo Sur, Antártica entre otros. 


Parte de la importancia de la banda sonora será basada en cantos de amor de Cetáceos donde el mensaje está enfocado en la esencia de la vida y la base del amor. Todos estamos involucrados con el Océano, cuando respiramos, desde el origen el Océano es el responsable del Oxígeno. Esto es solo el inicio y muy pronto tendremos más información educacional desde un código QR presentado en un website creado especial para seguir esta expedición que durará los próximos dos años a lo largo de Chile.


¿Cuál es la gran súplica de los océanos hoy? ¿Qué acciones concretas debemos tomar?


El océano cubre el 72% de la superficie terrestre, es regulador climático y es termorregulador, absorbe CO2 y es absolutamente el pulmón de la Tierra.

El planeta se está calentando y sufre diversas consecuencias las cuales están liquidando por completo los beneficios oceánicos, las temperaturas están generando cambios severos en diversas actividades y esto no solo está causando una alerta de urgencia sino más bien estamos llegando al punto tan grave de extinción de diversas especies, imagine que no existirá más, esto es doloroso, donde lo esencial es hasta dónde se quiere llegar. ¿A la extinción del ser humano? Tenemos que preguntarnos constantemente cómo poder vivir desde el respeto y la humildad planetaria. 


“Pero ¿qué pasa fuera del océano? Las aves marinas también están en peligro crítico, ya que muchas de las especies de aves marinas ponen uno o dos huevos por año, esto implica que el cuidado de los polluelos debe ser algo clave para su supervivencia. Sin embargo, el plástico es una doble amenaza: Dado que lo que muchas veces es traspasado a los polluelos es plástico y no alimento metabolizable y por otra parte, el plástico es un material cada vez más usado para la confección de nidos, lo que pone en serio peligro a las futuras generaciones, dado que a diferencia de las plumas y la madera (naturalmente usados para la construcción de nidos), el plástico no mantiene el calor, provocando que los polluelos puedan morir de frío. Por tanto, si los únicos descendientes de ese año mueren, se habrá muerto una generación, teniendo que esperar hasta el próximo año para poner más huevos y esperar lo mejor”, explica Camila ahrendt, Bióloga Marina 



- ¿Qué gran mensajes dejas con esta pieza audiovisual?

Más que un mensaje, es un llamado a la acción, a ser conscientes de lo que nos da la vida y sobre todo a conocer para entender y querer conservar. Todos somos responsables de vivir en un planeta circular en donde el reutilizar sea una clave para reciclar desde la mentalidad colectiva, de querer vivir en un estado constante de respeto y humildad por el otro. 

La Película AIR(E) es un medio para acercar al Océano y conservarlo. Es urgente mantener el Océano sano y vivo.


www.deniseliraratinoff.com


Anterior Siguiente






ARTÍCULOS RELACIONADOS


envianos un comentario...