Cualquier duda o pedido especial a través de nuestro Whatsapp +56 9 5816 4373

“Como mujeres tenemos una misión y responsabilidad de transmitirles a las niñas que tienen que ser más empoderadas”

por Braintoys .

Sin barreras, así debemos crecer las mujeres. “Que si llevas la batuta dentro de un grupo, no quiere decir que seas mandona, sino que eres la líder”, nos dice Jimena Zapata, Fundadora y CEO de Genias, comunidad que potencia el empoderamiento y el desarrollo profesional de las mujeres. 

Por Soledad García-Huidobro


Según tu experiencia en Genias, ¿cómo funciona el olfato femenino cuando se trata de armar un emprendimiento? ¿qué características comunes distinguen a las mujeres a la hora de formar algo? 

Hay harta pasión, hartas ganas, harto entusiasmo que viene de una historia mucho más difícil por ser mujeres. Tenemos más barreras, hay más sesgos y estereotipos, entonces al momento de decidir armar algo o emprender, es como un doble mérito. Hay que sobreponerse a toda esta carga que tenemos como género para que las cosas resulten, por eso creo que hay una doble pasión y eso es algo que nos une.


¿Cuál sientes que es el gran aporte de Genias cada vez que se involucra en un nuevo proyecto? 

El gran valor cuando nosotras nos involucramos con los emprendimientos es que se vinculan directamente con nuestro propósito que es inspirar, educar y acompañar a la mujer en el trabajo. Les podemos enseñar cosas técnicas, ser solo compañía, también buscamos empoderarlas, inspirarlas. Es una mezcla de todos esos atributos. 


¿Cómo vas ideando los lineamientos que impartes en Genias? 

Algo que me importa mucho y, por lo tanto, trabajo en ello como líder de equipo, es en que estemos creando cosas nuevas, entendiendo que necesita nuestra comunidad, viendo cómo desde nuestro propósito y nuestra definición, calzamos con eso porque finalmente hay muchas oportunidades que no van relacionadas con lo que a nosotras nos mueve, pero sí con lo que algunas mujeres necesitan. Es muy importante la conexión de lo que somos junto con dónde llegamos. 

Aunque partimos enfocadas en las emprendedoras, a los pocos meses yo ya tenía ganas de darle un giro y empezar a hablarle a la mujer con interés laboral. Si bien la emprendedora tiene más necesidades o “está más sola” y busca comunidad, la mujer que trabaja en una empresa, que tiene compañeros, un jefe, un trabajo más estable tiene otro tipo de necesidad. Nosotras queremos llegar también a ese tipo de mujer. Nos dimos cuenta de que lo que más une a nuestra comunidad es para mujeres que tienen intereses laborales que quieren inspirarse, conocer otras historias, conectarse, empoderarse. Con esa visión clara, creamos los lineamientos y vamos entendiendo qué necesitan a través de conversar con ellas y entender qué necesitan.


¿Cuáles consideras, basándonos en tu vasta experiencia, que son los avances que debemos abordar como mujeres? ¿Cuál sientes que es el gran esfuerzo que debemos hacer las mujeres a la hora de tener que validarse dentro de un rubro? 

El gran avance que debemos tener es del empoderamiento. Este no depende solo de nosotras. Por una parte está el cómo creemos en nosotras, qué tan seguras somos. Es dejar atrás los sesgos y barreras que se le ponen al talento femenino y que aparecen tanto cuando uno emprende como cuando trabaja en una empresa. Para que esto se disminuya hay un porcentaje que está en nosotras, pero también va en el entorno, en la misma relación que tenemos con otras mujeres, qué tan sororas somos, qué tanta comunidad hacemos. También hay un tema importante a nivel de sociedad, de cómo se nos habla a nosotras. Tiene que ver con esta pelea que existan más líderes mujeres, que más mujeres den su opinión, que visibilicemos a mujeres como modelo. Este empoderamiento es lo que nos validará como mujeres.


¿Cómo ha sido tu experiencia de compatibilizar y equilibrar el rol de mamá y empresaria? 

Para mí es un desafío y he aprendido a separar el trabajo del estar con mis hijos, sobre todo ahora en pandemia. También hay que entender que existe la colaboración y que uno no puede hacer todo. La red de apoyo es superimportante y además llevo a los niños a actividades extraprogramáticas.  Aquí en la casa la responsabilidad es de todos, por lo tanto, hay una colaboración mutua y así sí se puede.


Anterior Siguiente






ARTÍCULOS RELACIONADOS


envianos un comentario...