Cualquier duda o pedido especial a través de nuestro Whatsapp +56 9 5816 4373.

“Nunca estamos solas”

por Braintoys .

Presentación:

María José Aguirre es madre de dos y es la creadora de la marca María La Biyux. “María La Biyux nace al encontrar un espacio de sanación a través del tejido”, nos cuenta.

Publicista de profesión, con más de 10 años de experiencia en retail, en Áreas Comerciales, de Marketing y Fidelidad de Clientes, decidió hace unos años poner al frente su pasión por el arte, la moda y los temas sociales. Fue así como nació María La Biyux, su proyecto de joyería textil e innovación social, donde mujeres privadas de libertad en Chile, elaboran accesorios textiles bellísimos y de gran valor.

Mujer bella, energizante y clara, además comparte sus horas con ser profesora de la comunidad Domestika con casi 5.000 alumnos a nivel mundial.


¿Cómo funciona María La Biyux y en qué estás actualmente con la marca?

Empoderamos y acompañamos a mujeres privadas de libertad en Chile a través del tejido de piezas de joyería textil 100% hechas de a mano interviniendo desde una metodología terapéutica con foco en lo emocional, mental y social.

El tejido es un canal mediador donde el autoestima, confianza, tolerancia a la frustración y compromiso se trabajan de manera especial, permitiéndoles conectar con su fuerza interior y así crear piezas únicas.

Actualmente estamos en CPF de Santiago, CPF Valdivia y CPF Puerto Montt.


- Según tu experiencia, ¿cómo ha sido trabajar con mujeres privadas de libertad? 

Ha sido tangibilizar que nunca estamos solas. Aunque estemos en el lugar más oscuro, siempre encontraremos un espacio de luz, o alguien que nos acompañará a recorrer el camino.

Los colores y el compromiso es lo que llevamos a un espacio donde nadie quisiera estar. Y eso genera una conexión y vínculo que trasciende y hace que dejemos este mundo mejor de cómo lo encontramos.


- ¿Qué tipos de aporte y beneficios ves que reporta este trabajo para ellas?

Que han podido validarse con ellas mismas, con su entorno y sus familias. Se han dado cuenta que sí valen, que son mujeres y poderosas, que pueden contar con un trabajo. Han descubierto  aptitudes de liderazgo, de trabajo en equipo, de compromiso y responsabilidad.

A través del aporte económico pueden estar presente en sus casas sin estarlo. Reparando, sanando, tejiendo una nueva realidad para ellas, sus hijos y sus familias. Esto es dignidad, y hablamos de esta gran palabra antes de un estallido social en Chile.


- ¿Cuál es el gran aprendizaje que te ha entregado este camino recorrido? 

Que nunca estamos solas.


Anterior






ARTÍCULOS RELACIONADOS


  • KrqjAheYEIdOH en

    dFQiwPDaIr

  • tAHauUrXzTEmLx en

    fVRjhqvnQpM

  • zbGaEceFJdT en

    DRZIdCSxYyzQgmW

  • ZWuFxoqY en

    RNcgTwfApxuYJ

  • SeXvsdBcLU en

    FpoVSYWcMrRAubjn



envianos un comentario...